wicker forest
Algemesí town square market
national contest
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
date: may 2007
type: national contest
aim: town market + urban updating
size: 1000 sqm
team: Daniel Ibáñez, Rodrigo Rubio, Carmen Ferrando
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Juego de densidades distribuidas frente a oposiciones de lleno vacío. La plaza que proponemos es un bosque con distintos grados de espesura. El edificio del mercado no es más que la zona más densa de ese bosque. Sus límites se desdibujan, sus cerramientos se despliegan invitando al paseante y su influencia se extiende en el entorno en forma de alfombras pobladas de naranjos distribuyendo claros de distintas escalas. No es un edificio, es una acumulación de cabañas. Un bosque de cabañas elevadas sobre el suelo, a modo de poblado de palafitos, coloniza la plaza con distintas densidades.

Dejando huecos para el paso de la luz y el aire. El mercado se cobija bajo ellas. Con una disposición de puestos como la propuesta, podría ser otra. Arriba, cada cabaña tiene una función, aditivas. Las miradas se van cruzando de una cabaña a otra. La gente va pasando de una cabaña a otra. Como en un poblado de palafitos, desde ellas se divisa la actividad de la plaza, y de la ciudad real, seguir su curso.

Los castellers se acodalan unos a otros hasta obtener una estructura estable en un momento dado. A partir de la colaboración, de la tensión entre unas piezas y otras se consigue esa estabilidad. Nuestra estructura cristaliza un momento de esas formaciones.
Sobre las vigas gran luz de hormigón del mercado comienza a crecer una estructura ligera, de piezas extremadamente esbeltas, de montaje rápido y reconfigurable, de aspecto vagamente inestable. Pero acodaladas entre ellas acaban generando un amontonamiento consistente. Durante un instante.